En la desembocadura del río Dulce con el lago de Izabal se encuentra ubicado el Castillo de San Felipe.

Esta fortaleza defensiva fue construida en 1651 y era el escenario de batallas entre piratas ingleses y españoles, en su lucha por la explotación económica de la zona, en los siglos XVII y XVIII. Además de ser un centro militar, también funcionaba como prisión y centro aduanero.

Ahora es uno de los sitios turísticos más importantes de la zona y puedes encontrar guías especializados, restaurantes, casetas, baños y tiendas de recuerdos. Para llegar al Castillo, debes ubicarte en rio Dulce. Cruzar el puente y tomar la primera salida a la izquierda. Luego debes manejar por seis kilómetros de carretera asfaltada que te conducirán a la aldea San Felipe de Lara. Ahí encontrarás esta edificación rodeada por un parque de abundante vegetación.

Compartir
Artículo anteriorPlaya Blanca
Artículo siguientePoza La Pila

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here