Su nombre hace honor a su vista.

Una playa de arena blanca, poco usual en Guatemala, que se sitúa a 25 minutos de Livingston, Izabal. Para llegar es necesario alquilar una lancha privada o colectiva o contratar una excursión desde Livingston. Llegarás en 40 minutos y la lancha te dejará en la orilla de la playa, que no tiene muelles. La playa mide 600 metros y en su recorrido puedes encontrar algunas ofertas de comida local hecha por habitantes de un caserío cercano. Si no vas en temporada alta, puedes llevar también tus propios refrigerios y respetar siempre el entorno natural, esto significa no dejar rastros de basura.

  Míralo en 360° AQUÍ
Compartir
Artículo anteriorQuiriguá
Artículo siguienteCastillo de San Felipe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here