Si nunca has entrado a una cueva y quieres sentir esa adrenalina en carne propia, este es el destino ideal para empezar.

Se trata de una serie de cuevas y cavernas. Entre ellas, las famosas Ventana de Seguridad y la Cúpula de los Murciélagos. En el recorrido podrás admirar formaciones de estalactitas y estalagmitas que estimulan la imaginación y encontrarás formas familiares o incluso exóticas, según lo que perciba la mente del visitante.

Adentro de las cuevas también puedes hacer un recorrido en tubing y dejarte llevar por la corriente, a través de la profunda oscuridad de las cavernas. Te impresionarás por la inmensidad de los espacios naturales creados a través de la erosión rocosa y los paisajes exuberantes causados por las pequeñas entradas de luz a través de las rocas. Para dar con este sitio, debes manejar desde Cobán en dirección a Chisec. En el kilómetro 309 cruza hacia Fray Bartolomé de Las Casas. Luego toma el cruce a la derecha rumbo al oriente, durante 7 kilómetros. Allí encontrarás la entrada y el estacionamiento señalizado a orillas de la carretera.

Fotografía: Rony Mejía
Compartir
Artículo anteriorVerapaces
Artículo siguienteParque Nacional Laguna Lachuá

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here